“La justicia guatemalteca, clave en las elecciones: 23 candidatos en busca de su aprobación”

“Elecciones en Guatemala: 23 candidatos en la contienda, pero ¿quién decidirá el resultado?”

La exclusión de los opositores Thelma Cabrera y Jordán Rodas de las elecciones presidenciales en Guatemala ha sembrado la incertidumbre entre los ciudadanos, ya que según los analistas, esto podría resultar en la instalación de una autocracia. A pesar de que se acreditaron las candidaturas para presidente y vicepresidente por 23 partidos políticos, aún quedan batallas judiciales para definir la boleta electoral, lo que añade incertidumbre y preocupación entre los votantes. La preocupación por la exclusión de cientos de personas, algunas de ellas de muy alto y que aspiran a los más altos cargos de elección popular, ha resonado en la Organización de Estados Americanos (OEA). Además, la incertidumbre y el desinterés también están presentes entre la población.

En 2015, Guatemala experimentó un período de manifestaciones ciudadanas a partir de la indignación por los graves señalamientos de corrupción contra Otto Pérez y Roxana Baldetti. La población quería un gobernante que no fuera corrupto y ese mismo año eligió al comediante Jimmy Morales, el presidente que en 2019 sacó de Guatemala a la CICIG, el organismo que llevó ante la justicia 120 casos de corrupción. Hace cuatro años, los votantes llevaron a la presidencia a Alejandro Giammattei, en cuyo mandato se acusa la pérdida de los contrapesos institucionales.

Con todo el sistema a favor de un grupo que responde a los mismos intereses, la procuración de impunidad y evitar que se persiga la corrupción, en la papeleta presidencial podrían quedar solo las figuras que no hagan ruido al proyecto de Estado cooptado que se busca consolidar , apunta Lourdes Balconi, decana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Rafael Landívar.

El TSE ha rechazado la inscripción de las candidaturas de las fórmulas de los partidos Podemos, que se integra por Roberto Arzú García-Granados y David Pineda, así como de Thelma Cabrera y Jordán Rodas, del Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP) . La denuncia presentada por Alejandro Córdova, el procurador de los Derechos Humanos electo por la alianza en el Congreso que lidera el partido de gobierno, ha sido la causa del rechazo de la candidatura de Rodas, cuya solvencia administrativa perdió vigencia mientras se tramitaba su inscripción como vicepresidencia del MLP. La Fundación contra el Terrorismo, que ha denunciado a exjueces, exfiscales y periodistas, ha pedido que Rodas no sea inscrito. La investigación no avanzó por decisión de la Corte de Constitucionalidad. En las elecciones de 2019.

Scroll al inicio