Para los guatemaltecos el coronavirus es cosa del pasado.

El uso de la mascarilla solo se da para evitar multas.

Desde que el presidente de la República Dr. Alejandro Giammattei disminuyó el horario del toque de queda, los guatemaltecos han aprovechado las horas demás y no de la manera más adecuada, desde parques, playas y hasta fiestas en las cuales exceden el límite autorizado por el Ministerio de salud.

A pesar de tener más de 62 mil personas contagiadas, el organismo ejecutivo ha decidido reactivar las actividades económicas del país, los centros comerciales vuelven abrir sus puertas, y la gente está realizando sus compras tranquilas y no solo son los centros recreativos también en el pago de servicios se pueden apreciar aglomeraciones.

Sin embargo, hay personas que han decidido continuar con las medidas de distanciamiento e higiene necesaria manteniéndose en sus casas y haciendo uso de los servicios en línea que ofrecen los nuevos emprendimientos.

Sobre todo quienes tienen en casa a sus abuelos o personas que se pueden ver más afectadas por este virus, ya que son las que están más propensas a presentar gravedad en sus resultados.

Scroll al inicio